Archivo | theremin RSS feed for this section

Clara Rockmore – Clara Rockmore’s lost album

14 Nov

Photobucket
Descargar/Download

Género: Theremin, electrónica temprana, clásica

Las ideas preconcebidas sobre el potencial del theremin, lo conciben como un instrumento interpretado con escasa técnica y difundido entre la audiencia como un efecto especial para las películas, pero no como instrumento de concierto.

Históricamente, como muchos ámbitos, la música fue por mucho tiempo un feudo principalmente masculino, y la música electrónica tardó mucho en ser reconocida como tal. Concretamente, en el Estados Unidos de los 1930, si eras mujer e interpretabas música electrónica, no eras la onda.

Clara Rockmore fue la primera virtuosa de la música electrónica. Es considerada la mejor thereminista de su época, no recibió ninguna clase de instrucción sobre como interpretar un instrumento entonces nuevo como el theremin; tampoco recibió su merecido reconocimiento en su momento (pero hay que decirlo, también tuvo sus pasajeros brotes de popularidad). Clara supo encontrar la manera de tocar el theremin, hasta el punto de convertirlo en el modo clásico de interpretarlo. Desde entonces pocos han logrado adoptar una pose tan elegante con el instrumento, una simbiosis instrumento-intérprete, hasta entonces una característica sólo reservada a pianistas o violinistas. Como niña prodigio del violín, estaba totalmente comprometida en transferir sus sensibilidades musicales del violín al theremin; Su inmersión en el dominio del instrumento fue tal que desarrolló sus propios gestos y posiciones de las manos. Su técnica fue bautizada por la prensa de la época como “aerial fingering” y ha perdurado como el método clásico para aprender a tocar el theremin.

Las piezas de este disco son temas clásicos y populares de la época, relajados pero con la intensidad del theremin acompañado por el piano y la guitarra, la pianista es la hermana de Clara por cierto. Los amantes de lo bailable temo que se verán un poco desilusionados, pero esta es música para sentarse a escucharla, es flamante, es un discote, mis temas favoritos son Requiebros y La vie en rose.

He resumido un poco de su biografía en inglés, pero la pueden endontrar completa en la página oficial de su fundación. Es una historia muy interesante, hay incluso una historia de amor con Leon Theremin, y ayudó un poco a Robert Moog a mejorar su famoso sintetizador, no sé porqué no han hecho una película de esta mujer, fue muy interesante su vida. En fin, la historia de Clara Rockmore, resumidísima, aquí:

En 1921, Clara Reisenberg llegó desde la Unión Soviética a Nueva York, fue una niña prodigio, desde los 3 años tocó el piano y a los cinco dominó el violín. Cuando tenía apenas 18 años fue a la presentación de un científico e inventor recientemente llegado de la lejana Unión Soviética, Lev Sergeyevich Termen, que había desarrollado lo que entonces era un instrumento musical casi mágico que se interpretaba sin ser tocado físicamente. Todos en la presentación querían constatar las peculiaridades de tan insólito aparato, que el propio Termen ya había demostrado con gran éxito en una gira que le había llevado por varios países europeos. Cuando Clara elevó sus brazos delante de las antenas del theremin, cada mínimo gesto de sus brazos y dedos bien calibrados de violinista, así como una madurada sofisticación musical, la hicieron extraer del instrumento notas con gran precisión, algo que casi nadie podía hacer delante del theremin, y menos de un modo instintivo. Termen, impactado por la gran habilidad de Clara Reisenberg, vio en ella la gran oportunidad de llevar al theremin a su máximo potencial como instrumento, al mismo nivel que cualquier otro instrumento tradicional. La habilidad técnica de Clara era sensacional, pero lo que realmente le daba ventaja y la distinguía de otros thereministas a los que el propio Termen instruyó, era su absoluta precisión para conseguir los tonos, una cualidad fundamental para alguien que interpreta un instrumento que no le da una referencia visual sobre dónde se encuentran las notas.

Lev Termen pronto se cambió el nombre a León Theremin; y bueno, tuvo unos queveres con Clara, ambos amaban la música y salían a bailar, pero ella se casó inesperadamente con otro hombre en 1930 (de ahí Rockmore, su nombre de casada), y con esto Theremin abandonó nueva york y regresó a la unión Soviética, donde fue preso y no volvió a hablar con Clara, según dice su biografía, hasta 1991; 2 años después Theremin fallecería en Moscú a los 97 años de edad; sólo un día antes, el director Steve M. Martin había finalizado su documental Theremin: An Electronic Odyssey, que narra la azarosa vida del inventor, los años que residió en Estados Unidos y su relación musical y personal con Clara Rockmore.

En 1961, un joven ingeniero neoyorquino recién licenciado en física, llamado Robert Albert Moog entró en contacto con Clara Rockmore. Desde que era un adolescente había estudiado los esquemas y diagramas del Theremin y estaba tan fascinado con el invento que había comenzado a fabricar su versión del theremin. Clara recibió a un joven Moog que traía un theremin con la intención de que ella lo probara y le diera su opinión. Clara Rockmore le dijo que si quería que lo tomaran en serio tendría que construir un instrumento mucho mejor. Así y todo el joven no se amedrentó y siguió trabajando en pos de su idea de crear instrumentos electrónicos, fue hasta 1969, que aquel joven constructor amateur de theremines se convirtió en Bob Moog, el principal artífice de la introducción del sintetizador en la música popular, y Clara mejoró su opinión sobre los theremines que fabricaba su empresa. Desde entonces Moog y Clara Rockmore se hicieron buenos amigos.

A mediados de los años 70 Clara ya sentía el peso de la edad, y quería dejar para la posteridad una grabación de su forma de interpretar el theremin. Aunque llevaba cuarenta años interpretando el theremin, jamás había realizado una grabación discográfica. Desde los años 50 había negociado una grabación con Columbia Records, pero aunque reconocían que Clara tocaba de un modo maravilloso no existía demanda de discos de theremin, por consiguiente nunca se llevó a cabo una grabación. Pero con la ayuda de Moog se pudo realizar una grabación.

En 1998 a la edad de 88 años y a causa de las complicaciones derivadas de una apoplejía, falleció Clara Rockmore, quien por primera vez le dió a un instrumento electrónico características sonoras y estéticas que sólo tenían los instrumentos acústicos.

Anuncios